3

Cariño, trata de arrancarlo, por Dios…

ImagenDice un estudio que los hombres “copilotos” no se relajan si conduce una mujer. Por eso, si te vas a echar un novio y tienes coche, yo te recomiendo que el nuevo amor NO tenga carnet de conducir….

Dirás: “¡Qué va! Es mejor con carnet, así podemos turnarnos, conducir los dos hacia el atardecer, en amor, compañía, sin que ninguno se canse…” !JA JA!

 

Sigue leyendo

Anuncios
1

“Typical Spanish”

Queridos turistas:

ImagenTengo que informaros de que, cuando entréis en una tienda de souvenirs, ya no hay que comprar flamencas, llaveros de toritos o posters de corridas de toros. Ahora lo que es cool es comprar un ladrillo, preferentes de Bankia, libros de contabilidad B, una pantalla de plasma, sobres de papelería o una postal panorámica de las oficinas de desempleo…

 

Sigue leyendo

3

Abuelito, dime tú

Cuando era pequeña y mi madre me llevaba al parque, veía a los abuelos jugar a la petanca, dormitar al sol y dar de comer a las palomas.

yayosEra lo normal, disfutar de lo trabajado y descansar… Pero ahora, ya no se llaman abuelos, se llaman yayos, son reivindicativos, gritan ante las sucursales bancarias por el robo de su dinero, dan de comer con su pensión a sus hijos y cuidan de sus nietos.

No nos damos cuenta del ejemplo que nos dan día a día… Regalan continuamente honor, amor y espíritu combativo en una guerra en la que ellos no disfrutarán del triunfo. Nunca se lo podremos agradecer lo suficiente.

Sigue leyendo

4

¡Que viene el demonio!

CABEZUDO_DEMONIOHe leido que la Archidiócesis de Madrid está formando a un montón de sacerdotes exorcistas ante la avalancha de posesiones que hay últimamente. Y así debe ser, porque el exorcista oficial de Madrid, Enrique González, asegura que “desde las once de la mañana hasta las nueve de la noche, estoy literalmente sin parar“.

A mi, la verdad, no me extraña, teniendo en cuenta que con la crisis económica, la falta de concesión de créditos hipotecarios y la morosidad, también entre los demonios ha debido de aumentar la cantidad de desahucios… Sigue leyendo

0

¡Jo, qué boda!

Yo no me he casado. Pero si algún día lo hiciera me encantaría hacer una boda tan memorable y grandiosa, que once años después se siguiera recordando… ¡Eso sí que sería tener éxito socialImagen

Si me caso algún día, invitaría a miles de amigos y familiares que fueran tan ricos y elegantes que sus bonitos regalos fueran de una gran generosidad. Si me caso algún día, sería todo tan fastuoso que no tendría que asaltar a las visitas para ponerlas el video de la boda cuando vinieran a casa, ya que las televisiones tendrían a bien emitirlo durante los años venideros, para así, sentados tranquilamente en los sillones de sus casas, puedan recordar con agrado y orgullo los maravillosos regalos que me hicieron.

Sigue leyendo

3

Esas pequeñas cosas…

En estos momentos que vivimos tan tensos, malhumorados y grises, debemos recordar esas pequeñas cosas que a veces pasan y nos hacen muy felices:

– ¡Encontrarte 20€ perdidos en el bolsillo de un abrigo! Además te sientes orgullosa contigo misma por haber podido sobrevivir sin ese dineral. En ese momento eres muy feliz. 

– Ir un día más mona, arreglada y divina de lo habitual y encontrarte con una conocida que hace muucho tiempo que no veías y ella va con un choni-chandal, coleta y una barra de pan. En ese momento… eres feliz…  (Igualmente vale encontrarse con un ex en estado gordo, viejuno y echadito a perder).

Sigue leyendo