Abuelito, dime tú

Cuando era pequeña y mi madre me llevaba al parque, veía a los abuelos jugar a la petanca, dormitar al sol y dar de comer a las palomas.

yayosEra lo normal, disfutar de lo trabajado y descansar… Pero ahora, ya no se llaman abuelos, se llaman yayos, son reivindicativos, gritan ante las sucursales bancarias por el robo de su dinero, dan de comer con su pensión a sus hijos y cuidan de sus nietos.

No nos damos cuenta del ejemplo que nos dan día a día… Regalan continuamente honor, amor y espíritu combativo en una guerra en la que ellos no disfrutarán del triunfo. Nunca se lo podremos agradecer lo suficiente.

Muchas veces pensamos que es la juventud la que cambia el mundo pero… estamos equivocados. Si algún día volvemos a tener lo que hemos perdido, se lo tendremos que agradecer al esfuerzo y el sacrificio de todos y cada uno de nuestros yayos.

A la edad en la que una persona descansa y se relaja, ellos pelean y sufren… Esto no es un estado de bienestar. Y si alguien merece nuestro mayor respeto y admiración es, sin duda, los gritones, molestos, luchadores e inasequibles al desaliento yayos.

Solamente una palabra: GRACIAS.

 

Anuncios

3 comentarios en “Abuelito, dime tú

  1. Pingback: Felipe VI vs. la cruda realidad | Una de sentido común

  2. Pingback: Si yo fuera mal pensada… | Una de sentido común

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s