2

Correo ¿no deseado?

SPAM-IMAGENEn un momento de aburrimiento supino, me ha dado por abrir la bandeja de correo no deseado y leer atentamente lo que me ha ido llegando: ¡¡¡La verdad es que me he quedado ojiplática y patidifusa!!! Tantos años trabajando y currando como una esclava sin darme cuenta de que, a golpe de ratón, tenía a mi alcance el Nirvana.

Por lo visto, soy dueña de más de 10 millones de euros Sigue leyendo

Anuncios
2

El primo “listo” de mi familia

jaguarEn todas las familias existe, generalmente, un primo que está considerado como el más “listo” de la familia.

Realmente no me ha quedado nunca claro cuando le fue concedido el título o se hizo oficial dicho nombramiento, pero ahí está… Es poseedor de carrera universitaria, triunfador y supuesto dechado de virtudes (((¡¡puag!!))). Te comparan siempre con él pero en realidad es un repelente, cursi y aburrido. Sigue leyendo

9

Bárcenas, “The Boss”

intocables3Ya tocaba hablar de él. Del que hablan todos. Para empezar, un individuo que se planta este invierno un abrigo igualito al que llevaba Al Capone en la peli “Los intocables de Elliot Ness” para mi que era una señal.

Dejando a un lado cotilleos de moda, este señor nos ha enseñado cosas que los pobres mortales nunca hubiéramos sabido de no ser por él. Cosas a la par interesantes y curiosas como: Sigue leyendo

0

El verano, las vacaciones y… la sensatez

PLAYA--644x362Está claro que el calor afecta al sentido de la realidad. Hacemos cosas en verano que en otra época del año llenaríamos hojas y hojas de reclamaciones. No hablo de comer en sitios infectos o alojarse en tugurios asquerosos a precio de oro, que también… Me refiero a que cometes el gran error de irte de vacaciones con seres a los que crees humanos y te das cuenta tarde que son “aliens” disfrazados… Sigue leyendo

4

¡Cuidado! !Gorrones al ataque!

vampirosCon el verano, hay una plaga más peligrosa que las medusas... Son los gorronis familiarisSus víctimas favoritas se encuentran en aquellos familiares a los que sangrar, que viven o tienen segundas residencias en nuestras costas. Pero no creáis que por vivir en el interior o en un pueblito estáis a salvo. No tienen piedad ni vergüenza, atacan por sorpresa y en plan comando. Sigue leyendo