La princesa está triste, qué tendrá la princesa

princesaDicen que la princesa está triste. ¿Qué tendrá la princesa? Pues yo creo saberlo. Como colega mía de profesión, como periodista, puedo deducirlo. Porque lo peor de un periodista no es saber las cosas sino no poderlas contar.

Es lo peor que te puede pasar. Estar en un sitio, ver lo que pasa, que sea “noticiable” y que tengas que tragártelo. Y peor aún, que lo único que te digan que puedes hacer es salir con los modelucos de turno. Además, hay que tener en cuenta que la princesa Letizia viene de una familia con ideas republicanas, con lo que desde que se ha casado les debe de dar más razón que nunca, visto lo que tiene que estar viviendo y viendo.

Letizia, tú que eres periodista y una sagaz reportera, que has estado en conflictos bélicos, que has recogido chapapote, que has entrevistado a dirigentes internacionales… estás ahora de mamá con las rubias de tus niñas y seguro que piensas: “Si yo hablara…” Pero no puedes hablar…

Y encima, que la gente dé importancia a que si estás gorda o delgada, si no bebes champán porque estás embarazada o porque era cava catalán, y tú sepas lo que está pasando hasta en las cocinas. Debe de ser frustrante.

Tiene que estar amargada sí o sí… Los periodistas somos perros truferos, que no sólo queremos encontrar la noticia sino además la queremos contar. Y ella está en un lugar utópico, en un lugar donde no solo hay noticias sino noticiones. Con todo lo que debe saber y tiene que figurar como si fuera un maniquí… y además poner cara de póquer sabiendo lo que ella sabe

El único defecto que la veo, es que, pese a su inteligencia, no ha medido la esclavitud que conlleva el poder… Ella, que pensaba que iba a entrar en el santo sanctorum de los secretos de Alto Estado, nunca pudo llegar a imaginar el pufo en el que se había metido y que al final terminará salpicada. Es el infierno de una periodista de raza.

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.
                                                                             (Rubén Darío)

Anuncios

3 comentarios en “La princesa está triste, qué tendrá la princesa

  1. Pingback: La princesa está triste, qué tendrá la princesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s