Soñé con ser Infanta

pedralbesAnoche tuve un sueño maravilloso… Soñé que era una rubia, alta y mimada infanta. Me protegían guapiisísimoss guardaespaldas, tenía un sueldo sólo por besar bebés y recibir ramitos de flores. En verano me iba con papá y mamá a su chalet en la playa y salíamos todos juntos con un barquito a dar vueltas por el mar…

Luego conocí a un hombre rubio como la cerveza, de brazos torneados y culito respingón, nos enamorábamos locamente, hacíamos una boda de ensueño y todo era felicidad y glamour.

Cuatro hijos, tan rubios, guapos y listos como nosotros completaron mi vida. Por si fuera poco, mi mamá pensaba de mi cari que era bueno, bueno, buenísimo… y además, me regaló una preciosa casita que parecía un palacio en lo alto de una colina. En mi sueño, yo no le podía pedir más a mi vida.

Pero la gente es muy mala y envidiosa y empezaron a murmurar, criticar y vilipendiarme, hasta que nos tuvimos que ir lejos, muy lejos… pero nos alcanzaron. Y aunque papi me dijo que no me preocupara, un amigo traidor de mi cari, nos vendió y… nuevamente tuve que hacer las maletas. Menos mal que no tuve que irme muy lejos, a Suiza, con un puesto creado expresamente para mi en La Caixa, un casoplón y el mejorcito colegio de Ginebra para los nenes… Ah!!! Y todo esto apadrinado por un riquísimo príncipe árabe coleguita de mi papi.

Suiza no era un mal lugar donde vivir… Cerca de España, rodeada de bancos y montañas, protegidos de periodistas incómodos y de gente pobre, desde donde me reía a gusto y esperaba que acampase el temporal… Además allí tenía más fácil sacar dinero del cajero.

Me pagaban todo, me tapaban todo, me arreglaban todo… Y encima hacía mohínes de insatisfacción si algún plebeyo se quejaba o me increpaba por la calle… Por lo visto, la mudanza, de momento, la pagaban todos los siervos del reino, el cole, la casita y mis caprichitos¡Qué bien vivía en mi sueño!… !Qué suerte poder largarte a un retiro de oro cuando se te hace incómodo vivir en tu lugar habitual…! Ainssssss… pero en ese momento me desperté. Nada más levantarme de la cama he recordado que me tengo que ir al INEM a sellar el paro.

Anuncios

3 comentarios en “Soñé con ser Infanta

  1. Pingback: Los cuatro elementos, tierra, fuego, agua y aire | Una de sentido común

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s